San Valentín

Es medianoche y he visto una película romántica adrede para llorar y sacar toda la tensión que tengo dentro de mí. Estoy sola en casa. Necesito sacarlo de alguna manera y solo se me ocurre esta.

La cosa es que estoy pensando en mi padre. Esta mañana justo le han puesto el primer gotero del tratamiento. Y aunque sé que eso le va a curar, no puedo evitar pensar en lo mucho que va a sufrir. Menudo sofocón llevo encima.

Sabéis cuando pensáis que no hay nadie a vuestro alrededor que os entienda o que tenga un ratito para escucharos, o no quieres que se lleve tus problemas a su casa. Pues a mí me acaba de suceder, le conté a un compañero de clase lo que estaba sucediendo en mi casa. En este mismo instante le he dicho que estaba llorando como una magdalena en casa, cuando no tenía a nadie a quien acudir; se ha quedado un cuarto de hora más hablando conmigo por WhatsApp, intentando consolarme y haciéndome reír. Se lo agradezco un montón, porque de verdad me he calmado.

Como veis me cuesta muchísimo contar lo que me sucede cuando estoy llorando, o estoy muy enfadada, incluso, cuando estoy feliz también me cuesta expresar porque estoy contenta, aunque en este caso es mas por no “crear” conflicto con otra persona que a lo mejor ha tenido un mal día.

La frase de este San Valentín ha sido la siguiente: “A veces, tu corazón necesita más tiempo para aceptar, lo que ya sabe tu cabeza.”

Muchas gracias por vuestro tiempo.

“Hasta que nos volvamos a encontrar” – Aries.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s